La transformación digital, ¿una nueva oportunidad para Recursos Humanos?

Hace algunos meses tuve la oportunidad de poder asistir a una charla de Sarah Harmon, responsable de España y Portugal de LinkedIn, donde ponía de manifiesto los actuales retos de la transformación digital en las organizaciones.

De entre todos los datos que compartió con la audiencia, hubo uno concretamente que me llamó especialmente la atención, según Sarah Harmon:

«El área de Recursos Humanos tiene ante si el mayor de los retos, que no es otro que liderar la transformación digital en las empresas»

Lo cierto es que para los que nos dedicamos a la Gestión de Personas todo lo que nos suene ajeno a nuestra función nos resulta un tanto lejano y extraño.

Es por ello que todavía hoy nos cuesta incorporar elementos de otras áreas de la empresa ya que seguimos excesivamente centrados en las típicas tareas que normalmente se hacen en un departamento de Recursos Humanos, sin darnos cuenta que o somos capaces de subirnos al tren de la transformación digital o nos quedaremos como un departamento anacrónico y con escasa aportación de valor.

Posiblemente ese sea uno de los motivos por los que no hemos sido capaces de situar nuestro área a un nivel estratégico y que se nos suela criticar por ser poco precisos con nuestra aportación a los resultados económicos.

La realidad es que el área de Recursos Humanos tiene ahora la oportunidad de subirse al tren de la transformación digital que ya se está produciendo en las empresas y, además, ser los precursores de esos cambios.

Conviene recordar que la gran mayoría de las funciones que se realizan en nuestros departamentos se están viendo afectadas por la irrupción de las nuevas tecnologías y especialmente por la nueva manera en la que nos comunicamos y relacionamos a través de las redes sociales.

Qué puede hacer Recursos Humanos

Es por ello que resulta más necesario que nunca el que empecemos a plantearnos qué puede hacer Recursos Humanos para transformar su papel dentro de las organizaciones. Y todo ello de la mano de la transformación digital que poco a poco va abriéndose camino.

Algunas ideas que considero necesitan ser reevaluadas por nuestra parte:

El talento está en la red: Por mucho que todavía haya un gran número de profesionales empeñados en seguir utilizando los métodos tradicionales, lo cierto es que la calidad de los perfiles que podemos encontrar en la red es muy superior a la de los canales tradicionales de reclutamiento. De hecho hay profesionales que solo están la red y que de otra manera no sería posible acceder a ellos cuando se trata de hacer búsquedas directas o nethunting. Los portales de empleo viven cada vez más sus horas bajas y seguir empeñados en apostar todas nuestras cartas, a la hora de captar talento, a lo que podamos conseguir a través de ellos, no deja de ser una manera de que el este no llegue a nuestra organización, simplemente porque no estamos buscando en el lugar adecuado.

Ya no es suficiente con que las empresas digan que son las mejores empresas para trabajar: Hay que empezar a demostrarlo ya, y hacerlo con el apoyo de los propios empleados. Hoy más que nunca los departamentos de Recursos Humanos necesitan empezar a diseñar estrategias de employer branding. El reto hoy en día no sólo consiste en que las empresas sean capaces de atraer talento sino que también necesitan aprender a fidelizarlo para no perder aquello que les diferencia de otras empresas, especialmente de la competencia.

El área de Recursos Humanos ha vivido una de las peores épocas durante la crisis económica. La capacidad de poder atraer talento sin tener que recurrir a tirar de talonario, algo muy habitual en la época de bonanza económica, ha dejado descapitalizado de talento a organizaciones cuya estrategia de atracción de talento se basaba única y exclusivamente en la remuneración de los colaboradores.

Sin embargo, esta situación cambió radicalmente con la llegada de la crisis y muchos departamentos de Recursos Humanos se han visto incapaces de poder mantener en sus filas a personas altamente necesarias para la organización ya que su propuesta de valor se basaba únicamente en un paquete salarial. Y es precisamente en este punto donde los departamentos de Recursos Humanos en colaboración con otros pueden empezar a hacer valer su propuesta de valor, ¿acaso no seremos capaces de escuchar de una vez por todas lo que necesitan nuestros colaboradores? y no es dinero precisamente.

Hoy en día tenemos varias generaciones conviviendo en una misma organización: los baby boomers, la generación X y  los Millenials. Cada uno de ellos con unas peculiariedades concretas y muy distintas entre sí. Ha llegado el momento de que empecemos a darnos cuenta de que nuestra capacidad de atracción y de fidelización de unas generaciones y otras son bien diferentes.

Si seguimos utilizando la misma estrategia para todos, solo conseguiremos atraer a unos y ahuyentar a los demás. Todas las organizaciones necesitan talento con diferentes motivaciones e intereses. Quedarnos anclados en una generación supone perder la oportunidad de que en nuestra organización pueda entrar aire fresco.

Si los profesionales que estamos al frente de los departamentos de Recursos Humanos no tenemos las habilidades digitales necesarias, difícilmente lograremos ser una empresa atractiva para un gran número de personas que no entienden el trabajo sin la nuevas tecnologías como algo habitual.

La comunicación en las empresas es cada vez más abierta, plana y directa. Y todo ello gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías. ¿Cómo reaccionarán los Millenials en las empresas cuando se den cuenta que el habitual canal de comunicación corporativo es el correo electrónico o nuestra arcaica intranet?

Herramientas como redes sociales corporativas o estrategias el estilo BYOD (bring your own device) son un claro ejemplo de que la organización empieza a estar lo suficientemente madura como para poder abandonar ese oscurantismo tan habitual de años anteriores.

La información ya NO es poder. El poder no reside en la información sino en las personas que opinan, comentan, crean contenido sobre la organización. Y lo hacen quiera o no la empresa porque la información ha dejado de ser patrimonio de la organizción para ser un elemento más al alcance de cualquiera. Pretender limitarlo sería como ponerle puertas al campo, ¿por qué no liderar desde el área de Recursos Humanos la conversación en la red?

Isabel Iglesias.

Para acceder a la nota original, haga clic acá.

 

2 pensamientos en “La transformación digital, ¿una nueva oportunidad para Recursos Humanos?

  1. Me parecio muy interesante la nota. Actualmente estoy trabajando en un proyecto llamado DIGITAL en la empresa en la cual trabajo (Automotriz). Se require de ideas y aplicaciones digitales concretas, que aporten valor y que tengan un beneficio económico, puedo vislumbrar que las personas de algunas generaciones como la y y la x estan empezando a pensar de otra manera. El salto es grande, es disruptivo. El proyecto se inicia en un Area Industrial, aun no ha llegado a recursos humanos u otras direcciones. Estimo que el cambio es grande y veo una brecha importante entre las tecnologias que se usan en RRHH. El desafio es grande y el future esta cada vez más cerca.
    Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *