El Valor Agregado de la Encuesta de Clima

A toda empresa le interesa conocer qué opinan sus clientes de los productos o servicios que la misma ofrece… y esto es lógico, ya que lograr superar las expectativas en el mercado, es clave para la supervivencia de las organizaciones.

De la misma manera, muchas empresas se preocupan por averiguar cuál es el grado de satisfacción de sus colaboradores porque entienden que el hecho de que el personal se sienta contento y cómodo en su lugar de trabajo es crucial para garantizar resultados de excelencia.

Ante una aparente desmotivación por parte los colaboradores, en muchas ocasiones las organizaciones invierten tiempo, dinero y esfuerzo en la implementación de programas, en mejoras edilicias, o en ofrecer nuevos beneficios… sólo para constatar después de un tiempo que el clima o estado de ánimo general no ha cambiado… Entonces los directivos, con justificada frustración, se preguntan qué falló…

Normalmente, la falla consiste en asumir qué es lo que preocupa o desmotiva a los colaboradores. Se pasa directamente a la acción sin haber realizado un diagnóstico previo, que permita conocer cómo perciben los beneficios que brinda la empresa, el trato que reciben de sus superiores, el clima entre sus compañeros, las condiciones de trabajo, la capacitación, la comunicación, las posibilidades de participar dentro de la organización, etc.

En nuestra experiencia realizando Encuestas de Satisfacción y Compromiso (como preferimos llamar a este tipo de estudio), no son pocas las ocasiones en que hemos visto las expresiones de sorpresa de los directivos al conocer exactamente lo que el personal piensa o siente sobre las variables mencionadas anteriormente.

Este tipo de estudio permite tener pautas claras en el momento de decidir qué acciones implementar para mejorar la satisfacción de nuestros colaboradores. Además, brinda la posibilidad de contar con métricas para evaluar el impacto de las acciones realizadas y conocer la efectividad de las mismas. Como beneficios adicionales para la empresa, podemos decir que crea un importante canal de comunicación de dos vías, aumenta la motivación, genera mayor compromiso y colaboración, permite mejorar la imagen de la empresa ante sus empleados. Por otra parte, el beneficio inmediato para los colaboradores es que se sienten  integrados a la empresa y perciben que su opinión vale.

Sin embargo, para asegurar el éxito del proceso, se deben tener en cuenta algunas pautas generales:

  • La organización debe tener una actitud abierta y receptiva. Debe “querer” escuchar a sus colaboradores, para posteriormente dar una respuesta honesta y responsable, y no para intentar justificar o defender aquellos aspectos cuyos resultados no fueron los esperados.
  • Se debe generar un plan de comunicación y difusión previo a la encuesta. La gente debe conocer cuál es el propósito de la misma, la metodología que se utilizará y que hará la empresa con los resultados recogidos. Durante este proceso de comunicación se debe poner énfasis en la importancia de que los colaboradores intervengan en forma responsable y que valoren este espacio de participación que la empresa está generando.
  • La participación de los empleados debe ser anónima, y en lo posible, voluntaria.
  • Una vez procesados los resultados de la encuesta, se debe proveer feedback sobre los mismos a cada área de la organización.
  • La empresa debe estar dispuesta a trabajar en un plan de acción concreto y mensurable para mejorar o eliminar aquellos aspectos que resultaron negativos.
  • En todo momento, se debe asegurar la confidencialidad de la información provista por los colaboradores.

Como conclusión, estamos convencidos que la Encuesta de Satisfacción y Compromiso es una herramienta muy valiosa para las empresas, pero debe ser implementada con mucha seriedad y coherencia. Es una gran oportunidad que tienen las organizaciones para entablar una relación abierta y sincera con los colaboradores, donde lo que se busca es que ambas partes ganen. Los empleados por sentirse motivados, satisfechos y orgullosos por el lugar donde trabajan y la empresa por la competitividad que sólo personas con estas características pueden asegurar.

Por Viviana Biga

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.